lunes, 11 de agosto de 2014

El cleroterion: la máquina para nombrar jurados

En la misma sala donde se muestra al público un curioso ejemplar de clepsidra –el reloj hidráulico de terracota que los atenienses utilizaban para establecer el tiempo máximo que debía durar la intervención de cada una de las partes en un juicio: aproximadamente, unos 6 minutos– el Museo del Antiguo Ágora de Atenas (Grecia) también exhibe otra singular pieza de mármol denominada cleroterion [kleroterion]; un fragmento de apenas 0,73 x 0,59 metros que se ha datado durante el periodo helenístico del s. III a.C. Este sencillo y original dispositivo estaba formada por dos elementos: una estela horizontal tallada con pequeñas ranuras formando columnas y un cilindro metálico vertical por el que se dejaban caer esferas de color blanco y negro. Los ciudadanos mayores de 30 años que pudieran desempeñar el cargo de jurado tenían que insertar una pieza con su nombre en los huecos de esa piedra; a continuación, en el tubo se depositaban, aleatoriamente, canicas de ambos colores y, en aquellas ranuras donde coincidiera a su altura una bola blanca, esa persona era nombrada jurado; en cambio, si su nombre se alineaba con una negra, se libraba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...