miércoles, 15 de enero de 2014

El Tribunal de Arbitraje del Deporte [TAS]

En 1981, Juan Antonio Samaranch –que por aquel entonces, acababa de ser nombrado presidente del Comité Olímpico Internacional– propuso la idea de crear un órgano independiente que tuviera autoridad y competencia para resolver los conflictos que proliferaban en el mundo del deporte. Un año más tarde, durante la asamblea del COI que tuvo lugar en Roma, un juez de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, el magistrado senegalés Kéba Mbaye, retomó el testigo de aquella iniciativa y encabezó el grupo de trabajo que sentó las bases para establecer un Tribunal de Arbitraje del Deporte [algunas resoluciones judiciales españolas lo denominan, indistintamente, o Tribunal Arbitral del Deporte o Tribunal Arbitral Deportivo pero los medios de comunicación son los que han popularizado el uso de sus abreviaturas: en inglés, CAS (Court of Arbitration for Sport); y, sobre todo en francés, TAS (Tribunal Arbitral du Sport)]. En 1983, el COI ratificó los estatutos de este Tribunal, con sede en Lausana (Suiza), y el 30 de junio de 1984 su regulación entró en vigor.

Hasta los años 90, el TAS estuvo formado por 60 árbitros (el COI, el Presidente del COI, los Comités Olímpicos nacionales y las Federaciones Internacionales nombraban 15 miembros cada uno); existía un único procedimiento que, generalmente, era gratuito, fuera cual fuese el objeto de la disputa; y el arbitraje daba comienzo cuando no se hubiera podido llegar a un acuerdo en un acto de conciliación previo. En 1991, el TAS publicó su Guía de Arbitraje [Guide to arbitration] donde incluyó diversos modelos de cláusulas arbítrales que fueron asumiendo las distintas federaciones deportivas internacionales, como la pionera FEI (Federación Ecuestre Internacional) y, paradójicamente, fue la demanda de un jinete, el alemán Elmar Gundel, lo que obligó a reformar el TAS en profundidad.

Al ser descalificado de una prueba por dopaje, Gundel impugnó la validez del laudo del TAS que no le había resultado del todo favorable, ante la justicia suiza en febrero de 1992, alegando que aquel Tribunal no era ni imparcial ni independiente porque sus Estatutos sólo los podía modificar el COI y este órgano del movimiento olímpico era el que lo financiaba. El 15 de marzo de 1993, el Tribunal Federal suizo -salvando las distancias, equivaldría al Tribunal Supremo y Constitucional de este país; es su más alta institución judicial- avaló que el TAS era una auténtica corte de arbitraje pero también reconoció los indudables vínculos que unían al TAS con el COI. Como resultado del caso Gundel, el 22 de junio de 1994, las mayores autoridades deportivas del mundo suscribieron el Acuerdo de París [Paris Agreement] que reformó este órgano arbitral: creó la fundación Consejo Internacional de Arbitraje Deportivo [International Council of Arbitration for Sport (ICAS)] formado por 20 juristas de reconocido prestigio para sustituir las funciones que, hasta entonces, desempeñaba el COI; estableció una sala de apelaciones, amplió el número de árbitros a 275 y redactó un nuevo Código de Arbitraje Deportivo que entró en vigor el 22 de noviembre de 1994 y fue revisado el 1 de enero de 2004.

Hoy en día, como ha señalado Marco Vedovatti: el Tribunal Arbitral de Deporte de Lausana (TAS) se ha convertido en el órgano jurisdiccional por excelencia para la resolución de conflictos internacionales en materia de deporte (...), siendo el Tribunal Federal suizo la única autoridad de anulación de los laudos del TAS. En opinión de este abogado helvético, la tradición suiza, muy favorable al arbitraje internacional, ha contribuido sustancialmente a impulsar el éxito del TAS como corte arbitral internacional [VEDOVATTI, M. "Aspectos relevantes de derecho suizo para el arbitraje internacional en materia de deporte". En Revista Aranzadi de Deporte y Entretenimiento, nº 52, 2016, pp. 110-111 y 116].
 
PD: con sede en Madrid, también existe un Tribunal Español de Arbitraje Deportivo (TEAD) –creado por iniciativa del Comité Olímpico Español, el Consejo Superior de Deportes y las Ligas de Deportes Profesionales– que forma cortes arbitrales encargadas de dictar los laudos o resoluciones arbitrales sobre los conflictos que surjan en el terreno deportivo; y se rige por el Código de Arbitraje Deportivo que establece cómo solucionar cualquier litigio en el mundo del deporte a través del arbitraje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...